The book is the hook

El Currículo Literario es un enfoque temático completo de la enseñanza del inglés primario que coloca la literatura infantil en su núcleo.


Los estudiantes exploran más de 90 textos literarios y experimentan al menos 75 autores significativos a medida que avanzan por la escuela. 


El programa proporciona una cobertura completa de todas las expectativas del Currículo Nacional para composición de escritura, gramática, puntuación, vocabulario, así como cobertura de ortografía, fonética y comprensión de lectura en Español e Inglés.

Los libros crean un contexto adecuado para promover la escritura intencional en los niños, por razones significativas y reales. Desde escribir una carta, una guía de búsqueda, una campaña de conservación, hasta una novela.  

Se crean experiencias de inmersión para los niños, que proveen una plataforma para el aprendizaje. Al generar puntos de inicio atractivos para los estudiantes, se logra una conexión con el tema y ambiente del libro incluso antes de leerlo; lo cual atrapa el interés del niño y crea puntos reales de resonancia que recordarán y que les dará algo de lo cual escribir.

Los elementos más complejos del currículo pueden ser enseñados sin que los estudiantes lo perciban, mientras se divierten. Una vez que los niños están atrapados en la “burbuja de un libro” es posible ponerlos a utilizar gramática compleja sin ni siquiera saber que lo están haciendo.  Se revela la terminología gramatical una vez que la han usado y han comprendido su importancia.

La literatura crea una repercusión increíble en el aprendizaje, cuando los niños son guiados a través de la misma.  Son los libros que los niños recuerden y que dejan una huella en sus vidas.  

Los libros realizan más preguntas de los que dan respuestas y esto genera pensadores críticos.  Los mejores libros nos dejan preguntándonos sobre los personajes, sus relaciones y sus propias vidas.

El programa crea oportunidades para producir publicaciones con propósitos.  Cuando los niños obtienen razones reales para escribir, esto impacta de forma positiva sus propias producciones para distintas audiencias y distintos medios, ya sea un cartel, periódico, panfleto, entre otros.

Genera oportunidades para que los niños desarrollen empatía relacionándose con los personajes y explorando las vidas de los demás. 

Los estudiantes desarrollarán su propio lenguaje literario al imitar y recrear el estilo de los autores.